AudiovisualSin categoría

Se inaugura Museo del Estallido Social

El 17 de octubre a casi un año del estallido social, se inaugura un espacio de arte y memoria.

 

El puente Pio Nono se encontraba en sus dos veredas rodeados de uniformados;  semanas antes el sábado 2 de octubre, un joven había sido “empujado” por carabineros al lecho del río, mientras su rescatista un “albo ” (barrista del Colo-Colo) salvaba a un “Chuncho ” (barrista del U) la joven víctima, quedó con fracturas en ambas muñecas, además de un traumatismo encéfalo craneano cerrado en evolución; el que ya va en franca recuperación en su hogar ,con un nuevo y particular amigo “Albo” el que también asistió a su fiesta de bienvenida, según fuentes.

 

El sábado 17 de octubre 2020; el Museo del Estallido Social se disponía a abrir sus puertas, a diversos invitados; mientras en plaza Dignidad desdela mañana del mismo día;  los manifestantes buscaban un espacio cercano al rojo caballo y su solitario jinete; los que por días venían siendo intervenidos con este simbólico color en honor a las víctimas del estallido social , desde el año 2019.

El puente Pio Nono se encontraba en sus dos veredas rodeados de uniformados;  semanas antes el sábado 2 de octubre, un joven había sido “empujado” por carabineros al lecho del río, mientras su rescatista un “albo ” (barrista del Colo-Colo) salvaba a un “Chuncho ” (barrista del U) la joven víctima, quedó con fracturas en ambas muñecas, además de un traumatismo encéfalo craneano cerrado en evolución; el que ya va en franca recuperación en su hogar ,con un nuevo y particular amigo “Albo” el que también asistió a su fiesta de bienvenida, según fuentes.

Las veredas de Bellavista se mantenían vacías y silenciosas, algunos locatarios decidían subir sus cortinas y otros mantenerlas abajo, algunos perros se despertaban con el sol de la mañana y se dirigían animosos ante cualquier persona, que por el lugar transitara.

Algunos vendedores ambulantes, comenzaban a llenar las veredas de banderines, pañuelos y cualquier cosa que se pudiera vender, para aplacar la crisis en donde una vez más los más necesitados, debían buscar una forma de hacer frente al estallido y la pandemia, arriesgando todo, pues habían sido nuevamente abandonados por el estado.

Pasado el mediodía; el espacio se mantenía en calma, mientras los invitados comenzaban a llegar por calle Dardignac, siendo recibidos por Marcel Solá, quien es museólogo y gestor de este proyecto,  el que además junto a un grupo de diversos colaboradores entre ellos “Patio de Arte” y otros invitados  de distintas áreas, daban la bienvenida a los artistas he invitados .  Al ingresar, el lugar era coronado por la gran Escultura del Negro Matapacos, quien junto a Petroglifo ; Chaman de Tilama           ( Diaguita) y chemamüll  (Mapuche), específicamente  Domomamüll y Espíritu Selk´Nam,  (Tierra del Fuego) , se erguían en el centro del museo. Estas obras al ingresar al espacio llamaban inmediatamente la atención por su imponente tamaño y por lo que tenían en común; durante el estallido habían sido quemadas…

En esta inauguración, el Museo del Estallido comenzaba su apertura con las sahumadores; quienes primero armonizaron el espacio, ” limpiándolo y lo bendiciéndolo” además de elevar rezos de protección, amor y sostén; para este espacio y para todo lo que representa .Las sahumadoras comenzaba a dar los primeros pasos del ritual Sahumador; un fragante y profundo humo, abundaba en los cuerpos y espíritus de los asistentes, conectándose bajo la perfumada nebulosa sagrada, las obras y las personas se perdían bajo el intenso humo, que venía a sanar con las caminatas sagradas.

Fotografía: @Locopek

Las sahumadoras apoyan y realizan caminatas sagradas; buscando una manera de despertar el territorio. A lo largo del tiempo, en muchas culturas se ha caminado sagradamente sobre la tierra, para conectar centros de poder y volver a transitar los caminos de los ancestros. ( nos cuenta Roxana)

También Roxana nos cuenta , que el Círculo de mujeres “Humitos Sagrados” realiza diversas caminatas por espacios que les parecen que como país , tienen una memoria dolorosa, herida; espacios como: La Moneda (Casa de Gobierno), Villa Grimaldi, Casa de la Memoria José Domingo Cañas, Estadio Nacional, Memorial Pedro Donoso, Escotilla 8 de Estadio Nacional, Exteriores de la Catedral y diversos puntos en donde nuestra amada Madre Tierra nos requiere ( Saltos del Truful Truful – China muerta, Punta Choros, Quinteros, Cajón del Maipo , San Antonio)etc.

Ellas dicen que al caminar estas rutas en absoluto silencio, portando el sagrado sahumador , el humo puede reestablecer, ordenar lo revuelto, apaciguar, cortar de raíz el dolor, la rabia, y de esa forma, ir sanando, transmutando esas vibraciones negativas, bendiciendo, poniendo luz en esos espacios marcados por la violencia y la represión. Todo esto, por cierto, inspirado por las hermanas del “Círculo de las Reginas de México”.( Nos cuenta Roxana…)

Fotografía:@Locopek

Al terminar el ritual, los invitados comenzaron a moverse y conectarse con otros y el espacio. Los asistentes parecían fundirse en el ya disperso humo, mientras se servía  una refrescante bebida de mote con huesillos, lo que daba inicio a la construcción de la Memoria Social en torno al Estallido.

Importantes artistas he invitados como Nano Stern , Coral Rojo que junto a Julian Herreros ( quien además hizo el altar a los caídos en el Museo), coronaron con cantos la poderosa tarde; mientras los invitados recorrían el lugar y al mismo tiempo  en sus paredes y montajes, se alojaban escudos y  obras que cubrieron las calles y avenidas de Santiago, en pleno estallido; obras que desaparecían por las noches abrazadas de ignorancia y que renacían al día siguiente cobijadas de esperanza.

Para Marcel Solá, la naturaleza y las demandas medioambientales también debían estar presentes en esta inauguración, por lo que se dio paso durante el día a otras causas de lucha. De esta forma también estuvieron presentes: Alejandra Bustos (Red Feminista de Chilenas Migrantes) Carolina Pirilla (Feminismo Comunitario, ABYAYALA Población Lo Hermida, Fabiola Manríquez Morales (Londres 38 Espacio de Memoria) Agustina Boccio (Bordando Resistencia) Raquel Torres (Mujeres autoconvocadas 18 de octubre) Juan Carlos Castro (Frente Cacerolas) Marcos Faure y Antonia Santos (ACES) . organizaciones ambientalistas, colectivos de agroecología comunitaria, Modatima, la Organización No a Alto Maipo , entre otras . La consigna era partir el proyecto poniendo en claro que la naturaleza estaba en el centro de todas las demandas.

 

Además, se rindieron unas palabras para “La Negra, la compañera del Negro Matapacos” la que no estaba en la inauguración, debido a que fue invitada a participar del 18 de octubre a Antofagasta, esta fue diseñada y creada por el mismo equipo Matapacos y “adoptada” por una especial colaboradora quién gestionó y convocó en la ciudad , el recibimiento y cuidado de esta especial compañera; la que, junto a su gran tamaño y forma, llevó alegrías y esperanza a una ciudad que ha vivido directamente la explotación y las injusticias, sumando a esto el completo abandono y la lenta agonía de sus habitantes, quienes cada vez que beben  y dan de beber sus aguas , las mismas que los envenenan.

Por último, el encuentro contó con la participación de Patricia Dedos Verdes y la organización No al Alto Maipo, quienes fueron distinguidas con el reconocimiento “Cacerolazo con Memoria” @cacerolazoconmemoria. Cabe mencionar de igual modo el saludo en vivo durante la inauguración proveniente de Valparaíso con la “Organización Revolución Solidaria” , encargados de ollas comunes, quienes además enviaron cantos y bendiciones al museo.

 

Al terminar las presentaciones, los artistas he invitados pudieron compartir y comentar las obras y procesos creativos, acompañados de café, jugo, frutas de la estación y algunos bocados, los que, en esta particular inauguración, debían ser disfrutados con mascarilla o escudos faciales.

Estaremos atentos a lo que pasa con este importante espacio de resistencia y arte nacional, el que brinda un lugar para todas y todos aquellos artistas, que fueron capaces de entregar algo de su arte durante el estallido, sin más intención que dar un mensaje directo y distinto de “esperanza y dignidad “, a todo un país y por qué no al mundo entero.

 

 

 

 

Show More

Madonna Aymara

Cronista narrativa no ficción.

Artículos Relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button