NacionalPolíticaSin categoríaTendencias

MARIANO PUGA, UN IMPRESCINDIBLE…

En la madrugada de este sábado falleció, rodeado de los suyos, el querido y reconocido cura obrero, quien hasta sus último días fuera un férreo defensor de los DDHH.

Durante la madrugada de este sábado, la comunidad La Minga  informó del fallecimiento del sacerdote diocesano  Mariano Puga Concha, quien fuera conocido como un férreo defensor de los Derechos Humanos, particularmente durante el periodo de la dictadura, como así también posterior a esta, Conocido como el “cura obrero” (por haber desempeñado, paralela a su labor evangelizadora, el oficio de trabajador de la construcción, dentro de otras labores) fue párroco de la Población La Legua, además de haber creado la Parroquia Universitaria.

Mariano Puga durante velatorio de la cantora popular Rebeca Godoy.

Mariano, como le llamaban sus cercanos, nació en una familia de corte republicano y aristócrata (teniendo entre sus ancestros a Mateo de Toro y Zambrano); su padre, Mariano Puga Vega, fue parlamentario liberal y su madre, Elena Concha Subercaseaux, era pariente directa de los dueños de la Viña Concha y Toro. Realizó sus estudios primarios y parte de los secundarios en Londres; de vuelta en el país cursó estudios en el exclusivo Colegio Grange, además estuvo en la Escuela Militar y posteriormente abandonó los estudios de Arquitectura en la Universidad Católica para abrazar su vocación religiosa, la que surge mientras realizaba sus estudios universitarios y, junto a sus compañeros, concurre al antiguo campamento San Manuel en la ribera del Zanjón de la Aguada: es entonces cuando ingresa al Seminario Diocesano, siendo ordenado sacerdote el año 1959.

Mariano Puga en procesión y funeral de Pierre Dubois
Mariano Puga en la Pascua de Pierre Dubois.

A fines del año 1972 se trasladó a Chuquicamata a trabajar como obrero en empresas subcontratistas, radicalizando sus posturas frente a la explotación que ya entonces era parte de los sufrimiento de la clase obrera. En esos años y producto de su adhesión al movimiento Cristianos por el Socialismo y ese apego extremo al Evangelio, junto a otros clérigos con iguales posturas progresistas, fue removido por el Cardenal Raúl Silva Henríquez.

Mariano Puga en una de sus estadías en el sur de Chile, cumpliendo labores evangelizadoras.

Ya en dictadura concurre a prestar asistencia espiritual a los detenidos en el Estadio Nacional, acceso que no le es permitido por los guardias del lugar. Luego llega como sacerdote a la también mítica Villa Francia, mientras trabajaba como peoneta en lo que sería la fábrica de casas Corvi; una vez clausurada esta y para hacer frente a la cesantía, comienza a desempeñarse como pintor de obra gruesa. Fue detenido siete veces durante la dictadura, llegando incluso a pasar por los campos de detenidos Villa Grimaldi y Tres Álamos. En los 80, en una audiencia con el dictador le enrostró la situación de violaciones que afectaban a los opositores al régimen. También sufrió el exilio, lo que lo llevó a vivir un breve tiempo en Perú y al retornar a Chile se integró a la bolsa de cesantes de la Vicaría de la Solidaridad.

Una de las huelgas de hambre en las que participó en dictadura.
Mariano Puga es parte de una de las tantas huelgas de hambre realizadas en dictadura y relacionadas con el atropello a los DDHH.

Mariano Puga fue un ejemplo de vivir el Evangelio durante su vida, aportó a la lucha antidictatorial desde diferentes frentes (incluso llegó a ser conocido como el “empuja potos”, por su ayuda a los perseguidos políticos para saltar los muros de las embajadas).Su permanente apoyo a las luchas populares se manifestó en el último período de la historia chilena, mediante su apoyo a los denunciantes de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y una de sus últimas apariciones públicas fue la misa que encabezó el 25 de febrero de 2020, en el frontis del Centro de Justicia de Santiago, cuyo fin era exigir la libertad de los presos de la revuelta popular.

Una de las detenciones que sufrió en dictadura.
Mariano Puga es detenido, en plena dictdura, durante manifestación por los DDHH.

En el año 2019 comienza a tratarse del cáncer linfático que lo aquejaba, situación que lo hizo alejarse de Chile por unos meses, pero Mariano Puga no se mantuvo al margen del movimiento social iniciado el 18/10 en nuestro país y solo cinco días después y en medio del estado de emergencia decretado por el Gobierno, quien también fuera llamado como el “cura guerrillero”, hizo publica una carta en la que interpelaba a las autoridades a actuar ejerciendo liderazgos y a la sociedad misma a no bajar los brazos y exigir mayor igualdad. “¡El despertar no tiene que morir nunca más! Hasta que volvamos a ser seres humanos“.

Mariano Puga junto al actor Carlos Paredes Cea, quien personifica a Salvador Allende en marcha obrera (conmemoración del 1º de mayo).

Internado la primera semana de marzo en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, difundió desde allí otro texto instando a los sacerdotes a acercarse a la gente y formar parte de este movimiento social. “Después de tanta solidaridad compartida, con estos hermanos crucificados, ¿se justifica que sólo dos presbíteros hayan acompañado a ese PUEBLO el día que denunciábamos su dolor? “¿De qué vale la fe si no tiene obras?” (St 2, 14), ¿Con qué Cristo comulgamos?”

Mariano Puga en marcha obrera, conmemorativa del 1º de mayo.

Mariano Puga, el querido cura obrero, falleció 88 años. Según informó la Comunidad La Minga, de la Villa Francia y donde el sacerdote pidió pasar sus últimos días, los detalles de su funeral se entregarán durante las horas de este sábado.

 

Show More

Artículos Relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button