Opinión

Adónde van a morir los sindicatos?

La desaparición de los sindicatos, el sueño de Clotario Blest destruido a 38 años de la muerte de Tucapel Jiménez. -

¿Adónde van a morir los sindicatos? Juan Astorga Opazo; Uno de los últimos sindicalistas de la educación actual en la VI Región. –
25 de febrero 2019.
Por: KAT.


En una calurosa tarde en la ciudad de San Fernando, VI región provincia de Colchagua; la misma que destaca por ser zona de poderosos empresarios vinícolas y frutícolas , la misma que hace 20 años eligió a su primer alcalde “del partido comunista” entre el 2000 y el 2004; nos sentamos a conversar con Juan Astorga Opazo, él tiene 71 años de edad, es asistente de la educación por más de 20 años y presidente sindicalista del SIDETRACOM (Sindicato de trabajadores corporación municipal) por más de 18 años; el cual ha sido reelegido , ya que en su opinión piensa que existe una carencia de líderes en Chile y que esto , es debido a factores como el miedo y la misma contingencia que nos ha dormido, nos cuenta sentado mientras reflexiona cada una de sus respuestas .

El sindicalismo en Chile tiene sus orígenes entre los años 1910-1930 y entre estos años, la cuestión social, el aumento en las movilizaciones sociales y las Primeras leyes obreras fueron el foco. Entre 1930- 1940 aparece el primer modelo de relaciones laborales como resultado de la crisis económica profunda y las leyes sociales que reforzaron el poder sindical.
Entre los años 1950 – 1973- hubo un aumento de las tasas de sindicalización, una experiencia de los cordones industriales y un aumento en el poder de las confederaciones para negociar.
Por ahí entre los años 1973 – 1990 estuvo marcado por la dictadura cívico militar y la Fragmentación del mundo sindical con un Plan Laboral en 1979.
Juan nos cuenta que llegó al sindicalismo debido a que se dio cuenta de las injusticias que se estaban cometiendo en lo laboral para los entonces “auxiliares de aseo” en los colegios, su padre también fue sindicalista de panificadores en la misma ciudad y siguiendo la huella de su padre y viendo que los dirigentes sindicales que habían en ese entonces, no hacían mucho por la defensa del trabajador, sino que más bien buscaban el beneficio de ellos mismos; se empoderó para dar la lucha a la clase trabajadora y buscar la manera de tener mejores beneficios , mejor capacidad de trabajo y más protección para el trabajador, “ya que estábamos muy desprotegidos los asistentes de la educación” -comenta-

En la historia sindical, se pasó por cuatro periodos: un Sindicalismo autónomo, una Institucionalización del sindicalismo, un Fortalecimiento del Movimiento sindical y popular y la Fragmentación y debilitamiento del movimiento sindical. Durante los dos primeros periodos, se caracterizaron por el crecimiento de los mercados y las empresas, la tecnificación de la gran industria, aumento e incorporación de las clases medias. Control amparado en la técnica. Estado interventor, regulación laboral siglo XIX y primera mitad siglo XX.

Luego durante los siguientes dos periodos, se concentraron en la expansión y fortalecimiento del capitalismo como modelo de trabajo y vida. El aumento del sector servicios, relaciones laborales flexibles y desregulación laboral en el marco de la Financiarización y de un Estado subsidiario. Último tercio siglo XX a la actualidad.
Juan comenta hace que varios años, como asistentes de la educación se regían por el código del trabajo, pero el reconocimiento del MINEDUC, es hace poco tiempo, porque en su opinión ellos antes eran vistos “como el arroz graneado de la educación” no tenían un nombre, no tenían rut, no tenían rol , solamente se regían por lo que el director o directora del colegio pudieran decir, o por las instrucciones que emanaba el ministerio, pero ellos no tenían a nadie que los dirigiera . Entonces con los nuevos sindicatos ellos estimaron que sí eran parte fundamental en la educación , porque consideraron que también educaban y que si eran parte del desarrollo de cada estudiante , pues desde que ingresaba al colegio hasta que se titulaba estaban con ellos, igual que un profesor… (guardando las distancias comenta) pues sabemos que el profesor enseña, educa ;pero nosotros los asistentes -señala- vivimos con él y la estudiante el día a día en el establecimiento y a veces los conocemos más que el mismo profesor porque estamos ahí -señala-

Juan Astorga nos cuenta, que con todo esto de todas maneras, necesitaban un reconocimiento del ministerio, y ahí aparecieron los sindicatos con más fuerza hace 15 años más menos en San Fernando, porque si existían, pero estaban desprotegidos, no tenían fuerza -recalca- no había personas que los preparasen -cuenta- “el dirigente nace por necesidad” (como es su caso) más en San Fernando y sus alrededores rurales. Es ahí cuando su mujer -Alicia-con la que lleva más de 50 años, lo impulsa para tomar el rol)

Nos es casual entonces que entre los años 1907 y 1992 la migración del campo a la ciudad tuviera un descenso importante y todo lo que pudo lograr en el 1924 con Arturo Alessandri en lo sindical, se perdió con la represión de Carlos Ibáñez del Campo entre 1927 y 1931 con la persecución política a los sindicatos y las profundas crisis económicas.
Juan nos cuenta, que no es fácil dirigir a un grupo de gente sabiendo que cada uno tiene sus ideas y claramente acá no se toca la religión, ni la política porque es nefasto -en su opinión- muchas veces le ha tocado hacer de psicólogo, de papá, de muchas cosas; tiene que escuchar muchos problemas; Y uno de los mayores problemas con los que se ha encontrado, han sido los mismos en todos los gobiernos de vuelta a la democracia -comenta- no quiere señalar solo un gobierno; pero que sí se ha ido desmejorando la educación y los derechos a los trabajadores -opina- porque se ha ido politizando todo y ya no existe la preocupación por el alumno , porque se está preocupando de cada uno de los integrantes del sistema educativo, en términos políticos y laborales, descuidando el principal actor que se gesta ,que es el estudiante – comenta-

Entre 1931 y 1933 la gran depresión generó profundas crisis económicas, llegando a 300.000 desempleos , subiendo además la deuda externa y bajando las importaciones en un 88%, lo que a su vez en la acción de Arturo Alessandri Palma, reprimiera la huelga ferroviaria a nivel nacional, lo que llevó que alrededor del año 1940 , los sindicatos se apoyaran en los partidos comunistas los que fueron fuertemente reprimidos por Gabriel González Videla, con la llamada “ley maldita” lo que llevó a los trabajadores del mundo público, a organizarse y a través del liderazgo de Clotario Blest , lograron organizar una nueva confederación de trabajadores en 1953 que se llamó: Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Entre los años 1932 y 1973 el número de sindicatos pasó de ser de 421 a 6502 en Chile y el número de 54.801 a 934. 335 afiliados. Para el año 1975 había 110 dirigentes y activistas sindicales asesinados y otros 120 arrestados o desaparecidos. Según Informe sobre los trabajos de la Comisión de Investigación y Conciliación en materia de Libertad Sindical.
Juan nos cuenta, que muchas veces es triste ver como se manipula el despido de algún compañero/a de trabajo solo para poder meter un “pituto” comenta, esa es la realidad -recalca-Por este y muchos otros motivos el sindicalismo lo han ido socavando, anulando y desde el estallido en donde la gente reventó y se dio cuenta que faltaba algo han aparecido nuevas necesidades -señala- y en su opinión desde que se “prendió la mechita” aún no ve aparecer o manifestarse a la CUT , entonces tenemos a un presidente del colegio de profesores Mario Aguilar también, que solo saca la voz cuando hay pantalla y televisión,-opina- que no hay un líder innato, en que la gente crea de verdad.

Si recordamos qué es o cómo se conforma un sindicato, es un sujeto colectivo vinculado a otros sujetos colectivos. La relación puede ser de solidaridad o de enfrentamiento y tensión. Las características de un sindicato tienen que ver con el escenario y contexto en el que está inmerso. El sindicato está cruzado por conflictos económicos, sociales, políticos y también subjetivos.

Él cuenta que le queda poco para retirarse a descansar , pero sigue pensando que en este país siguen faltando líderes, porque ya no creemos en los políticos, ya no creemos en nada… porque acá en la región -comenta- es difícil ver a líderes con las ollitas en las calles , por que como es el caso de Cariola y Vallejos que ya lograron su meta, que era llegar a la cámara de diputados con un buen beneficio; entonces la gente ya no es importante , se olvidan del pueblo; lo que él considera injusto y por eso mismo la carencia de dirigentes , porque cuando logras un beneficio para los trabajadores, te alzan para presidente de la república, pero si tienes algún problema altiro las frase de “estas vendido” “te están pagando” “ te compraste un auto” y eso aleja a la gente joven que pretende ser dirigente, que tiene ganas de luchar – en su opinión- es la gente la que aleja a los nuevos líderes .

Hoy se cumplen 38 años de la muerte de Tucapel Francisco Jiménez Alfaro (Santiago, 4 de agosto de 1921-Lampa, 25 de febrero de 1982) fue un sindicalista chileno, militante del Partido Radical. Ocupó, entre otros cargos, la presidencia de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF). Debido a su oposición a la dictadura militar, fue asesinado por la Dirección de Inteligencia Nacional del Ejército (DINE). En 1975, en plena dictadura militar, fundó el Grupo de los Diez, desde la vicepresidencia desplegó una intensa actividad. Seis años después fundó la Unión Democrática de Trabajadores, ocupando la vicepresidencia, La información oficial, y parte de los medios de prensa, hablaron del asesinato como el resultado de un asalto. Un año después, en Valparaíso, fue encontrado el cadáver de un carpintero llamado Juan Alegría Mundaca, quien presentaba heridas en sus muñecas. Junto al cuerpo había una carta en la que decía estar arrepentido de haber matado a Tucapel Jiménez. Sin embargo, el hecho fue interpretado como un encubrimiento de los verdaderos asesinos del dirigente.

Recién el año 2002, se condenó a 12 personas por el crimen de Tucapel Jiménez, entre los autores, cómplices y encubridores. En calidad de autores fueron condenados : el general Ramsés Álvarez, el brigadier Víctor Pinto Pérez, el teniente coronel Francisco Ferrer Lima, el mayor Carlos Herrera, el suboficial Manuel Contreras Donaire y el suboficial Miguel Letelier. Como cómplices fueron condenados Juan Carlos Arriagada y Jorge León Alessandrini, inculpados de haber facilitado la obtención del arma homicida. El 29 de enero de 2008, la Corte de Apelaciones de Santiago ordenó pagar $1.200 millones a la familia de Tucapel Jiménez.
Juan nos cuenta que, aunque llegue la contraloría y la super intendencia de educación, con esta nueva reforma seguirán primando los intereses personales; lo que significa que pasaran a ser parte de un ministerio y al ser esto, no se podrán formar sindicatos, porque el estado y las leyes no permitirán que existan. Por este motivo se buscará formar una asociación de funcionarios de la educación, pero que al mismo tiempo no se podrá negociar, porque en estos momentos tampoco como sindicato autónomo, se puede negociar en regiones autónomamente.

Juan señala que por ejemplo en sus logros con su sindicato, se logró que en movilización antes se pagaban $4000 pesos y ahora se logró que ese monto sea de $20.000 pesos por cada trabajador, también una canasta familiar , un bono escolar por contrato y son cosas que se han logrado a través del tiempo, pero al pasar a ser asociación ahí se negociaría en Santiago con los grandes dirigentes y ese es el miedo o peligro que tenemos, porque al perder la autonomía de negociar, se va a perder la capacidad de que el dirigente se siente a negociar con el empleador y los asociados por ejemplo -recalca- pero cuando se presenten anomalías , ya no se podrá negociar con el alcalde, pues pasando a la otra instancia se pierde ese poder y que aun así comunas como Chimbarongo, Nancagua y Placilla junto a San Fernando seguirán quedando desprotegidas.

Juan comenta que cada sindicato negocia de acuerdo a sus necesidades, pero en este caso en san Fernando con los asistentes de la educación, existe una pequeña diferencia en los beneficios pero pequeñas y eso da la oportunidad de poder proponer al empleador lo que nos falta y por eso que los quieren eliminar los sindicatos, es nefasto -comenta-por que la única forma que los trabajadores expongan sus demandas es a través de los sindicatos y como el poder y el dinero es mucho, han creado formulas y esta es una fórmula, de poder traspasarlo y quitarnos peso como trabajadores y sindicalistas.

Los gobiernos y los ministerios han trato de eludir las problemáticas de los trabajadores, por que en su opinión no hay un interés del ministerio de la educación en ver los reales problemas que se presentan -señala- cuando el ministerio envía los dineros por PIE o MOVAMONOS (que son programas que muchos desconocen) y que nosotros conocemos gracias a los diplomados que tenemos y debemos ir tomando para ir a la par con todas las modificaciones del ministerio, nos damos cuenta de las altas sumas de dinero que se pierden en los colegios y municipalidades , el apoyo de otros y otras dirigentes nacionales, también prestan y comparten información, como es el caso de la dirigente Jazna Sánchez Rubio; la que también a veces se siente sola, porque hay mucha corrupción y al estar metida en todos lados se agota. Hay mucha presión política de por medio-comenta- como muchos que llegan a cargos por que son amigos de alguien más, como los diputados etc.-señala-

Las expectativas para Juan son dejar a la gente con todos los beneficios traspasados al otro sistema, pero y ahí el gobierno enfrentara un problema, que en su opinión que no se dieron cuenta y que es, que nos van a traspasar a todos a un área que es un estatuto como código del trabajo, produciéndose una ambigüedad; porque o ¿somos funcionarios públicos o somos código del trabajo?

Para marzo de este 2020 el cree que no va a partir el año laboral normal, porque el gobierno de turno de Sebastián Piñera lo ha hecho mal, porque no da respuesta, no entiende que la gente está peleando las pensiones; porque si sacas cercano a los $700.000 y te jubilas con $150.000 le preguntaría a ellos ¿Pueden vivir con eso? Entonces dan el 4% luego explican que con el tiempo vamos a ver etc. Y la gente quiere las cosas ahora, la gente no quiere más evasivas

Juan hace un llamado a los y las jóvenes, a luchar por los sindicatos a buscar nuevas formas de defender los derechos de los y las trabajadoras, que el sistema no los amedrente y que es la única forma de fortalecer los gremios y luchar con la clase política actual y los grandes empresarios que solo buscan los beneficios personales, que los “actuales nefastos” están solo porque no hay otros , pero que se puede cambiar el sistema y que el momento es ahora o nunca….

Show More

WARMI

Cronista narrativa no ficción.

Artículos Relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Check Also
Close
Back to top button